Kia Telluride: una real SUV





Sin duda una de las atracciones en un Salón del Automóvil en cualquier parte del mundo, son los Concept Cars. No solo por sus diseños futuristas, sino porque son, la mayoría de las veces, un abrebocas de los posibles modelos que una marca puede desarrollar para uso normal en un mediano o largo plazo.



Con los prototipos, podemos saber que tan locos o visionarios son los proyectistas de las marcas y que tan lejos pueden llegar en términos del lenguaje de diseño para darle una identidad más sólida a su marca. 

Para este primer auto show del año, el de Detroit, Kia, mide la atención del público con un prototipo llamado Telluride, nombre que rememora una ciudad estadounidense del estado de Colorado, en cuyos alrededores se llevó a cabo la fotografía principal de la más reciente película de Quentin Tarantino, "The Hateful Eight".

La Kia Telluride es una enorme y lujosa SUV, con tres filas para 7 pasajeros, en la que a diferencia de su hermana, la Kia Sorento, tiene su segunda fila más larga, más ancha y más alta. Su aspecto exterior, cuadrado y funcional es el de una 4x4 de verdad y no como si apenas fuese una SUV. Sus sillas, lucen una piel de cuero negro que incluyen grandes reposapiés plegables y sensores inteligentes para analizar sus signos vitales. Parece que el juego de sillas flotaran dentro de la cabina, que es descubierta cuando sus puertas delanteras y traseras se abren 90 grados en direcciones opuestas, solución conocida como "puertas suicidas" y que permiten un acceso sin parangón.

Esta SUV coreana es capaz de analizar los signos vitales de sus ocupantes, utilizando un sistema llamado LER (Light Emitted Rejuvenation por sus siglas en inglés), que a través de un panel LED ubicado debajo del techo corredizo, muestra un patrón de luz terapéutica para tratar la descompensación horaria y mejorar los niveles de energía de los pasajeros.

En la parte delantera, un compartimiento en la consola central permite la carga del teléfono celular a través de conexión inalámbrica. Además por primera vez, Kia utiliza componentes elaborados en impresoras 3D, partes que van en el tablero de instrumentos.

Para que el Kia Telluride funcione, no hará falta una llave ni un botón Start/Stop, sino que con la huella dactilar se enciende y pone en funcionamiento un motor V6 de gasolina de inyección directa de 3.5 litros y un potente motor eléctrico, para producir 400 caballos de fuerza (270 HP del motor V6 y 130 HP del motor eléctrico). 

El Kia Telluride estará exhibido hasta el próximo 24 de enero, en el pabellón de la marca coreana de la "Motor City" en Michigan.


LO QUE DEBES VER

Conducir durante el embarazo

Algunas lectoras nos escriben sobre sus inquietudes acerca de manejar en estado de embarazo. Están interesadas en saber si es riesgoso ...

VIDEOS RECOMENDADOS: