Lanzamiento: Toyota RAV4




Está claro que Toyota está en su zona de confort si de camionetas se trata; así como su slogan "Nada le pasa", pues así mismo, nada le preocupa. 






Aunque fue una pena que su auto compacto Yaris, presentado hace dos años en el Salón del Automóvil en Corferias, no fuera competitivo por su precio y que por ende no se pudiera comercializar en el país, la marca japonesa se concentra en lo que mejor sabe hacer y da un duro golpe en el segmento de las SUV. Por algo es la "mamá" de ese tipo de camionetas, pues Toyota fue la primera en crear este tipo de vehículos deportivos utilitarios y presenta la cuarta generación de la RAV4. La probamos en Paipa, disfrutando de los hermosos paisajes de Boyacá, tomamos aguadepanela con almojábana y queso, y la aceleramos a fondo en distintos terrenos. La vimos detalle a detalle y sí, nos gustó.  

Se llama RAV4, que quiere decir en español algo así como Vehículo Recreativo Activo con tracción en las cuatro ruedas.
















Esta camioneta en el sector tiene un alto prestigio, porque alguien la imaginó por allá en 1989 como un concept car para que en 1994 se hiciera realidad y rodara como cualquier otra por las calles de los Estados Unidos y Europa, en donde ha sido un éxito. De ahí, ya han pasado cuatro generaciones en las que ha tenido una serie de cambios en su diseño, desempeño y detalles, con la característica obsesión japonesa de la perfección. 

La RAV4 nunca ha sido fea y le sirvió mucho el Facelift en este 2016 para mejorar su aspecto, haciéndola más moderna y fuerte. Lo que llama mucho su atención es su consola frontal: viene como escalonada, es rara, pero bonita. Es fácil de operar, especialmente en los comandos del radio, del aire acondicionado, los seguros de las puertas, los compartimientos, el portavasos que viene modificado para que quepa el asa del termo o hasta de un pocillo. Cambiaron hasta los materiales de la consola, a unos suaves al tacto, que a ojo de pájaro, me queda la duda si requieren un cuidado especial. Como se trata de una camioneta, modificaron las puertas de tal forma que ya no es un problema bajarse y ensuciarse el pantalón en las pantorrillas. Es hilar muy fino, pero es genial cuando una marca piensa en las necesidades de quien ama este tipo de vehículos. 

En el tablero, como novedad, podrá ver en el display la canción que se está reproduciendo sin voltear a mirar el radio. 
Pero en lo que sí se pusieron muy metódicos fue en el baúl. Hay mil maneras de usarlo, que obvio tendrá que preguntar cuando vaya y chismosee una, porque pensaron hasta en aquella mujer que tiene un perro y que decide llevarlo atrás, pues el piso del baúl se puede voltear para evitar que se llene de pelos o si a el animalito le da por hacer una de sus gracias, pues usted pueda limpiar sin problema. Además de una malla especial para separar la carga y un compartimiento secreto para guardar cosas delicadas. 

Es graduable incluso el ángulo de apertura del baúl desde el volante, además de su radio, en el que podrá personalizar sus contactos, la sensibilidad de los sensores y su sonido (aleluya, ya no será fastidioso), ver con estadísticas su rendimiento (poco útil para mi gusto), entre otras funciones. 

En sí, trae lo que otra SUV traería como: sunroof, calefacción en las sillas delanteras, portagafas, apoyabrazos centra trasero con portavasos, aire acondicionado bizona, rieles portamaletas en el techo, antena con forma de aleta de tiburón, exploradoras, luces led, luces día y comandos en el volante. Incluye, por supuesto, lo que a muchas mujeres les encanta y es el control de ascenso para evitar que en una pendiente el carro se ruede. 

Fuerte competidora para quienes estén pensando en adquirir una Mazda CX5 o una Honda CRV. 
Las versiones:
Habrá dos versiones, una STreet que es la 4x2 y otra XRoad que es 4x4. Cada una de ellas equipará motor 2.0L de 145 caballos de potencia, acoplado a una caja CVT de 7 velocidades o motor 2.5L con 178 caballos de potencia con caja automática de 6 marchas en modo manual. Es decir, hay cuatro opciones para elegir según las necesidades que tengamos. Si sólo la vamos a usar para transitar por la ciudad pues indudablemente una 4x2 estaría bien. Pero si su casa de descanso queda trocha arriba, le viene bien una 4x4. Cabe recordar que estas bellezas se tanquean con gasolina corriente, y Toyota no ofrece una versión Diesel. 

La seguridad ante todo:
Obviamente tiene 7 airbags, frenos ABS+EBD, control de estabilidad y de tracción, que prometen ayudarnos a evitar un derrape o a no enterrarnos en superficies con baja tracción, entre otras ventajas. Cómo mencionamos aquí, aplica la garantía de 5 años o 120.000 kms. 

Rendimiento y desempeño:
Porque todo en la vida no sólo es físico, y a nosotras las mujeres no todo nos entra por los ojos, pues subjetivamente me pareció una SUV con dimensiones manejables, como es de esperar, es prudente con el consumo de gasolina y muy agradable al conducir, se siente bien aislada de los ruidos exteriores y nada le suena al atravesar terrenos destapados a velocidades... interesantes. La dirección eléctrica está muy bien ajustada y su motor acelera sin mayores dramas; su motor no es perezoso, pero tampoco es un GT86. La RAV4 creció y ahora es una SUV familiar, pero llena de detalles que enamoran.

Quien quiera tenerla como su compañera fiel, ojalá elija alguno de sus nueve colores como azul metálico o rojo oscuro y pagar según su versión de preferencia, desde $99.900.000 hasta 136.900.000.

LO QUE DEBES VER

Conducir durante el embarazo

Algunas lectoras nos escriben sobre sus inquietudes acerca de manejar en estado de embarazo. Están interesadas en saber si es riesgoso ...

Instagram: