¿Qué auto escoger el día de la boda?

Foto/fabuloushairandbeauty/ 

Quizás Mujeres y Autos es la menos indicada para aconsejar sobre una boda, sin embargo, uno de los protagonistas del gran día es el carro que lleva a la novia y el que traslada después de la ceremonia a los novios a celebrar su luna de miel. Y viven felices por siempre... (bueno, eso dicen).

Los precios varían según un sondeo por distintas empresas que prestan el servicio, hay desde $150.000 hasta $950.000 si se quiere llegar en un coche jalado de dos caballos, pero, ¿quién tendría corazón para hacer trabajar de esa manera al pobre caballito cuando puedes usar mejor los caballos de potencia? Se alquilan por evento, hay que solicitarlos mínimo con dos a tres meses de antelación y generalmente viene con conductor. 

1. Convertible: Mazda Miata NA

El convertible divertido por excelencia. Porque la respuesta a toda pregunta siempre es Miata. Tú y tu hombre se verán muy lindos, especialmente a bordo de uno rojo con la cartulina de "Recién casados" en el baúl.



2. Clásico: Jaguar E-Type Fixed Head 2+2

La obra maestra de Sir William Lyons, el creador de Jaguar, le dará un aura de estilo atemporal a tu boda. No sólo dirá que te gustan los autos clásicos y eres capaz de ensuciarte las manos, sino que cumplirás el lema de "antes muerta que sencilla" con mucho garbo.



3. Nuevo: Audi A7 Sportback

Un matrimonio es una unión para toda la vida, y nada mejor que el auto que tiene 4 anillos para demostrar esa solidez. Su carrocería sportback llama la atención y te verás muy moderna y fresca descendiendo de él para entrar a la iglesia. 



4. Limusina: Lincoln Town Car

Pocos autos exudan "evento VIP" de la forma en la que lo logra la limusina por antonomasia. Sin mencionar que en este Lincoln podrás llegar con tus padres, hermanos y hasta damas de honor a la iglesia, mientras te sientes como en Las Vegas. Y al salir con tu esposo, esta limo puede ser testigo del primer capítulo de tu luna de miel. 


5. Rareza: Royal Enfield Classic 500 con Sidecar

Lo sé, claramente no es un auto. Pero si eres de las que quieren salirse de lo común, esta opción te puede interesar. Causarás sensación al llegar a la iglesia, aunque te aconsejamos que no la conduzcas si tu vestido de novia es ancho o muy grande. Esta R-E dice: mi boda es tal como la quiero ¿y qué? Y lucirás genial en las fotos de la recepción o en las sociales de alguna revista.


Si me preguntan, llegaría conduciendo a mi matrimonio un Dodge Charger R/T Scat Pack en un sensual "Blue Pearl" (sólo porque en las bodas no se admiten autos negros). No le pondría moños, ni nada... 


Si no estás interesada en casarte, ten en cuenta que la tradición afirma que si ves a la novia, puedes pedir un deseo. Debe ser cierto, ¡lo leí en Internet!

LO QUE DEBES VER

Conducir durante el embarazo

Algunas lectoras nos escriben sobre sus inquietudes acerca de manejar en estado de embarazo. Están interesadas en saber si es riesgoso ...

Instagram: